miércoles, 3 de mayo de 2017

Bioseguridad en ganadería

La bioseguridad dará mucho que hablar en los próximos años en la industria ganadera española. La tecnificación del sector ha hecho que exista un mayor riesgo de transmisión de enfermedades debido al movimiento de animales, vehículos de transporte, personal técnico, etc.

Todas las personas involucradas en la actividad ganadera están, directa o indirectamente, vinculadas a la transmisión de agentes patógenos.

¿Qué es y qué función tiene la bioseguridad en el sector agroganadero?

El término de bioseguridad se refiere, en sentido amplio, al conjunto de medidas tanto de infraestructura y de prácticas de manejo puestas en marcha con el fin de evitar la entrada de enfermedades infecto-contagiosas y parasitarias, así como sus vectores, en la granja y su posterior difusión dentro de ella o hacia otras explotaciones ganaderas.

La bioseguridad es una parte fundamental de cualquier empresa ganadera ya que proporciona un aumento de la productividad de los animales y un aumento en los rendimientos económicos.


"Esquema de la Comisión México-Estados Unidos para la prevención de la Fiebre Aftosa"

¿Qué tipos de bioseguridad existen?


En términos generales se pueden distinguir dos tipos de bioseguridad:
  • Bioseguridad externa: El establecimiento de medidas que impidan la entrada/salida de enfermedades en/de una explotación.
  • Bioseguridad interna: El establecimiento de medidas que impidan la difusión de enfermedades dentro de una explotación.

La bioseguridad tiene dos componentes básicos que son igualmente importantes:
  • Plan de bioseguridad: infraestructuras, equipos, medidas de manejo, protocolos escritos, registros, etc.
  • Aspecto humano: formación, concienciación, entrenamiento del personal.

Los tres principios básicos en los que está basada la bioseguridad son:
  • Separación entre lo sucio y lo limpio: es el más importante y puede ser una separación de espacio, de tiempo o conceptual. Entre sucio y limpio deben implementarse medidas de limpieza y desinfección.                                                                                                                       
  • Limpieza: casi la totalidad de los agentes patógenos desaparecen si eliminamos la suciedad visible de una superficie. Es imprescindible para que la desinfección sea efectiva.                           
  • Desinfección: elimina cualquier agente patógeno residual. Un buen programa de desinfección debe tener en consideración el uso de un agente desinfectante adecuado, un tiempo de contacto adecuado, concentración adecuada del agente desinfectante, buena limpieza previa, etc.

¿Por qué es tan importante de cara al futuro ganadero español establecer medidas de bioseguridad?

Uno de los mayores riesgos en las explotaciones animales son las enfermedades a las que están
expuestas, que tienen como consecuencia graves pérdidas económicas a nivel local o incluso nacional. La prevención mediante el establecimiento de medidas de bioseguridad es una de las técnicas más baratas y efectivas para evitar tales pérdidas.


La bioseguridad, como medida de prevención por excelencia, debe considerarse una inversión de mejora necesaria a todos los niveles, y no un gasto impuesto por la administración.

Las ventajas que se obtienen con una buena bioseguridad:
  • Mejora de la confianza de nuestros socios comerciales, lo que contribuye a garantizar el mantenimiento y expansión de las exportaciones, cada vez más importantes para nuestros sectores ganaderos.
  • Mayor producción y una mejora de la calidad sanitaria de las producciones
  • Disminución del riesgo de entrada y de difusión de enfermedades en nuestras explotaciones
  • Mayor eficacia en las prácticas ganaderas libres de antibióticos, las cuales están experimentando un importante crecimiento en los últimos años

Por otro lado, esta temática se ha convertido en uno de los asuntos centrales en materia sanitaria, lo que se ve reflejado en la incorporación de la misma como aspecto fundamental dentro de las medidas de prevención que se postulan en la nueva Ley de Sanidad Animal Europea publicada a finales de 2015 (Reglamento (UE) 2016/429 del Parlamento europeo y del Consejo de 9 de marzo de 2016).

Es importante recordar que España es el cuarto país exportador mundial de carne de cerdo, que destina a otros países, comunitarios y terceros países, cerca de la mitad de todo lo que produce.

Por ello estas medidas van a ser un factor determinante en los próximos años teniendo en cuenta que existe un elevado riesgo de circulación de enfermedades como la Peste Porcina Clásica y la Peste Porcina Africana, en el este de Europa, la Fiebre Aftosa en el Norte de África o la Diarrea Epidémica Porcina en EE.UU., Canadá, y Sudamérica.