miércoles, 19 de octubre de 2016

La nutrición “estilo atleta” para la planta: La ciencia de los bioestimulantes

Para sobresalir en su deporte, la mayoría de los atletas consumen una dieta cuidadosamente planificada como su régimen de entrenamiento. Vitaminas, minerales, proteínas y otros suplementos deportivos mejoran tanto su fuerza mental como física. Las plantas responden de manera similar a los bioestimulantes, que pueden usarse para activar su metabolismo e influir en los procesos biológicos dentro de la planta.


¿Qué son los bioestimulantes?


Los bioestimulantes fomentan el desarrollo de la planta de diferentes formas comprobadas a lo largo del ciclo de vida del cultivo: desde la germinación de la semilla hasta la maduración de la planta. Estos pueden aplicarse en la planta, la semilla, el suelo o en otros sustratos de cultivo que pueden mejorar la capacidad de la planta para asimilar nutrientes y desarrollarse adecuadamente.


Mediante el fomento de los microbios complementarios del suelo y la mejora de la eficiencia metabólica, el desarrollo de las raíces y el transporte de los nutrientes, los bioestimulantes pueden:

  • Incrementar el rendimiento de la cosecha en términos de peso, semilla y formación de fruto.
  • Mejorar la calidad, afectando el contenido de azúcar, el color y la vida útil.
  • Mejorar la eficiencia del uso del agua.
  • Reforzar la tolerancia al estrés y la recuperación.

En la actualidad, los ácidos húmicos y fúlvicos constituyen más de la mitad del mercado de bioestimulantes, con los extractos de algas marinas en segundo lugar. Los extractos microbianos, los extractos vegetales, la vitamina B, la quitina y el quitosano completan este mercado, de acuerdo con el II Congreso Mundial sobre uso de Bioestimulantes en la Agricultura de noviembre de 2015.

Otros nombres para bioestimulantes incluyen a los fortificantes de las plantas y acondicionadores, los fitoestimulantes, los activadores biológicos y los potenciadores del crecimiento del suelo, la cosecha, los cultivos y las plantas. A pesar de su uso creciente, en este momento, ningún país en el mundo cuenta con un marco regulatorio para definir específicamente lo que es un bioestimulante.


¿Por qué están siendo utilizados?



Se prevé que el mercado mundial de los bioestimulantes aumente en un 12% por año y que supere los $2 mil millones de ventas para el 2018, de acuerdo con el informe de Mercados y Mercados de noviembre de 2015. Varios son los factores que impulsan esta subida:


  • Una eficacia comprobada y la aceptación de las ONG, organismos gubernamentales e instituciones académicas.
  • Aumento de la personalización de las soluciones comerciales.
  • La necesidad de recuperar los suelos degradados.
  • La demanda de los agricultores y los consumidores por productos ambientalmente seguros y orgánicos que proporcionen alternativas a los insumos sintéticos.
  • La creciente demanda por la producción agronómica.


Hoy, Europa representa la parte más grande del mercado de bioestimulantes con un 42%. Se estima que América del Norte y Asia tienen aproximadamente el 20% del mercado cada una, y América Latina un 13%, de acuerdo con el II Congreso Mundial sobre uso de Bioestimulantes en la Agricultura de noviembre de 2015.

Si estás interesado en las soluciones naturales de Alltech Crop Science no dejes de visitar nuestra web.