miércoles, 2 de diciembre de 2015

¿Cómo emplea una vaca las 24 horas del día?

La alimentación de las vacas de ordeño se basa en la cantidad de materia seca del alimento que consumen, por lo que es importante una dieta balanceada. El bajo consumo de este alimento es considerado como el principal limitante en la producción de leche y debido a que la estimación de este consumo demanda el uso de técnicas caras y complejas, se han desarrollado ecuaciones basadas en características del animal para predecirlo.


Las vacas se acercan de 10 a 12 veces al día al comedero durante 30 a 45 minutos, lo que equivale a unas 6 horas diarias. Descansan 14 horas de las cuales 10 son para rumiar y de 20 a 30 minutos tan solo para dormir. Adicionalmente pueden invertir unas 2 horas en los ordeños, y 2 horas para socializar entre ellas.
Como vemos, las vacas están siempre muy ocupadas. 



¿Cómo verificar si una vaca ha consumido suficiente materia seca? Debemos fijarnos en el triángulo ruminal, el cual se ubica detrás de la última costilla, por debajo de la columna vertebral. Ver si este está lleno. Si es que se ve un hueco en el triángulo podremos saber que la vaca no ha comido y está probablemente enferma.


Hay otros signos que llaman también la atención como el apartarse y no acercarse al comedero mientras lo hacen sus compañeras. Debemos verificar sobre todo a las vacas recién paridas o de pocos días de lactación. Hay otros factores de los que depende el consumo de materia seca aparte del tamaño del animal: desde la calidad del forraje, el tamaño de su corte, el tipo de preservación, la proporción dentro de la ración, el nivel de producción, si no se encuentra fermentando el alimento a nivel de comedero; hasta otras condiciones como la frecuencia de reparto, el clima, el agua, el confort, entre otros.

¿Cómo maximizar el nivel de consumo de materia seca?

Formular adecuadamente la ración a través de una dieta balanceada en los niveles de proteínas y fibra con insumos no contaminados y buenos forrajes.Asegurar que todas las vacas puedan acceder al mismo tiempo al comedero. A ellas les gusta hacer las mismas cosas en manada, como lo harían si estuvieran pastoreando (no deberían competir unas con otras para acceder a la comida).

El agua y el aire fresco son muy importantes. Una vaca bebe 3 litros de agua por cada litro de leche que produce. El agua debe estar limpia (mayor consumo de agua mayor consumo de alimento).

Luego del ordeño las vacas deben tener disponible alimento y agua al retornar a su corral y estar al menos 40 minutos paradas para el cierre de la cisterna del pezón. Se debe acercar la comida para que se estimule el consumo. Este es el momento ideal y de mayor consumo de alimento. Ofrecer un 5 a 10% más de alimento disponible, evaluando los residuos en el comedero a primera hora de la mañana siguiente. El exceso de este se puede dar a la recría o las vaquillonas que se encuentran en el establo. Realizar un buen mezclado del concentrado y del forraje para evitar la selección. Si encuentran muchos huecos en la ración, esto podría indicarnos que ellas están seleccionando el alimento. Ver elos restos de las heces como guía de posibles desajustes en el consumo de fibra para corregir. Lo ideal sería que nuestras vacas recién paridas consuman un buen heno de alfalfa como fuente de forraje de calidad.

Debemos siempre trabajar en equipo con los otros miembros del establo para asegurarnos que todas estas estrategias se cumplan. Hagamos lo mejor para hacer placentera la vida y la alimentación de nuestras vacas. Recordar que las vacas felices producen más leche. Un alimento bueno, palatable y fresco es lo mejor para desarrollar su potencial genético.

Un artículo de Raquel Fung Pelfini, Gerente de Ventas de Ganadería de Alltech Perú publicado originalmente en el BLOG de ALLTECH