jueves, 23 de julio de 2015

Ventajas de los suplementos nutricionales a base de mananos en las cerdas y sus lechones

Multitud de ensayos de investigación han confirmado la importancia de los suplementos con manano-oligosacáridos (MOS) en la nutrición porcina para promover el crecimiento correcto de la microbiota intestinal e interactuar con el tejido linfático asociado al intestino (GALT) y reforzar así el sistema inmunitario del cerdo joven y adulto.


Además, se ha demostrado que las cerdas gestantes logran presentar concentraciones más elevadas de inmunoglobulinas en la leche en el momento del parto, lo que incrementa la transferencia de protección inmunitaria a los lechones.

En definitiva, las ventajas que esta suplementación aporta al rendimiento son bien conocidas.



Desarrollo del producto

En los últimos años los avances en el conocimiento del mecanismo de acción de los suplementos nutricionales con mananos han posibilitado el desarrollo de productos que, cuando se incorporan a la dieta de los animales como el suplemento Actigen, consiguen mejorar sus resultados.

Actigen contiene un componente bioactivo único de segunda generación que procede de la pared celular externa de una levadura, Saccharomyces cerevisiae.

Se han recabado datos experimentales acerca del efecto de Actigen en los cerdos, tanto sobre el rendimiento como sobre el estado inmunitario de la cerda y sus lechones.

Entre las ventajas más destacadas de este promotor natural del crecimiento porcino se encuentran el aumento del peso de la cerda y, por tanto, la mejora de la lactación y la disminución del intervalo hasta la siguiente cubrición, así como la reducción de la mortalidad de los lechones.

Brennan y Graugnard (2012) llevaron a cabo una investigación minuciosa y muy especializada sobre el efecto que la suplementación con Actigen del pienso de las madres tiene en el desarrollo intestinal de los lechones y en la expresión génica como consecuencia del refuerzo de la respuesta inmunitaria.

Se suministró a las cerdas (número de partos de 1 a 8) durante la gestación y la lactación pienso comercial (dieta control) o pienso suplementado con 0,9 kg/ton. de Actigen.

Diez días después del parto se escogió al azar un lechón de cada camada que fue sacrificado para preparar cortes del yeyuno destinados al estudio morfológico y del ADN.

En el estudio se investigaron varías vías de señalización celular que se enumeran a continuación. La efrina es responsable de la transducción de señales celulares en vías relacionadas con la migración y la angiogénesis, por lo que regula la ubicación de las células en el intestino en desarrollo. La hormona colecistoquinina (CKK) estimula la digestión y retarda el vaciado gástrico dando tiempo a completar la digestión. La gastrina interviene como factor de crecimiento en el tejido y en la mucosa intestinales.


Las vías de señalización del sistema renina-angiotensina regulan el transporte de iones y líquidos, actuando esta última además como un importante estimulador de factores de crecimiento en la musculatura lisa. El receptor de quimiocinas (CXCR4) se expresa en el sistema inmunitario y en el nervioso, donde controla la migración de los leucocitos. Por último, la quinasa ligada a integrinas (ILK) es una proteína responsable de la transducción de señales celulares y la transcripción.

Expresión génica

Los resultados de este análisis especializado revelaron que la suplementación con Actigen del pienso de las cerdas propiciaba la regulación al alza de 262 genes y la regulación a la baja de otros 397 en los lechones.

La Tabla I muestra la significación estadística de los cambios en la expresión génica de las vías analizadas observados en los lechones de cerdas suplementadas con Actigen. En el estudio de Samuel y Brennan (2012) las cerdas (apareadas por número de partos) recibieron dietas sin o con suplementación con Actigen (0,9 kg/ton.).


El total de cerdas incluidas en el estudio ascendió a 657 durante la gestación y a 633 en el período de lactación. El ensayo tuvo una duración de seis meses e incluyó el período previo al parto, la lactación y el periodo hasta la cubrición siguiente.

Durante la lactación se tomaron muestras de leche para los análisis de los niveles de inmunoglobulinas. El análisis estadístico de los datos del estudio reveló una clara tendencia (p=0,09) hacia mejores tasas de concepción en las cerdas que recibieron Actigen. Este grupo perdió menos peso en el postparto que el grupo control (3,2 frente a 11,3 kg; p<0,05).

En el grupo de Actigen, el análisis de la leche mostró valores más altos de proteína (p<0,01) y de sólidos totales no grasos (p<0,03) así como IgG más elevadas en las cerdas con 1 parto e IgA más altas en las cerdas con 3 y 6 partos (p<0,05). Estas mejoras se tradujeron en un número significativamente mayor de lechones destetados en las cerdas que recibieron Actigen (p<0,25).

Los investigadores concluyeron que el suplemento redujo significativamente la pérdida de peso corporal durante la lactación, lo que aumentó el estado de salud y la longevidad de las cerdas y acortó el intervalo hasta la siguiente cubrición/concepción.

Ensayo en una explotación británica


Otro estudio llevado a cabo en una explotación del Reino Unido examinó en una unidad de 150 cerdas el efecto de la suplementación con Actigen y su influencia en el estado inmunitario y en la prevalencia de Salmonella, que había sido establecida en un porcentaje de hasta el 75% de los animales en la explotación del estudio.

A lo largo de un año (de julio a junio) se suplementaron las raciones de las cerdas con Actigen a una concentración de 0,8 kg/ton. y se comparó el rendimiento con las estadísticas de años anteriores en que no se había efectuado la suplementación (Tabla 2).

De los datos de las cerdas se desprende que la suplementación con Actigen redujo las tasas de reposición, mejoró la fertilidad y aumentó el número de lechones destetados por cerda y año.

Asimismo, el porcentaje de animales contaminados por Salmonella, que alcanzó una media del 25% de la granja durante el período de control, descendió hasta el 15% en el período en que se suministró Actigen. Los datos de rendimiento de los lechones se muestran en la Tabla 3.




En el período de crecimiento de 7-40 kg, los lechones presentaron una mayor ganancia de peso postdestete y un mejor índice de conversión. El análisis económico de estas mejoras arrojó un retorno de la inversión de 28.000 € por año para la unidad.

El efecto de Actigen también ha sido documentado en Asia en condiciones comerciales. En una explotación de China se alojaron 50 cerdas Yorkshire en dos corrales de estudio idénticos con 25 animales asignados al grupo control y otros 25 al grupo Actigen (0,8 kg/ton. incorporados a los piensos de gestación y de lactación).

El ensayo comenzó el día 85 de gestación y concluyó con el destete (entre 20 y 30 días después del parto, según el peso de los lechones). Los resultados demostraron que el número de lechones nacidos por camada aumentó en 0,46, con 0,3 kg más de peso al nacimiento, 0,7 kg más de peso al destete y una mortalidad un 1,6 % menor en los lechones de las cerdas que recibieron Actigen en la dieta. Además, se analizó el balance coste-beneficio de estas mejoras en ambos grupos; las cerdas del grupo Actigen presentaron un balance neto de 91 yuanes, equivalente a un retorno de la inversión de 6,8:1.

Conclusión


Los estudios realizados de forma específica en cerdos para analizar el rendimiento productivo de las cerdas que reciben Actigen y de su camada demuestran que la suplementación no solo mejora la expresión génica en el intestino y la inmunidad, sino que es posible obtener beneficios económicos tangibles como resultado de estas ventajas.



Los productores porcinos de hoy en día se ven enfrentados a gastos cada vez mayores derivados del precio de los piensos, los costes veterinarios y la necesidad de cumplir sus objetivos de eficiencia, por lo que la rentabilidad adquiere una creciente importancia. Además, las inspecciones de bienestar animal de muchos países para controlar las enfermedades y la mortalidad en las explotaciones convierte en esencial la elección de un producto de segunda generación eficaz como Actigen.

Un artículo del Dr. Jules Taylor Pickard, Director de Negocio para Europa, Alltech, Sede Europea, Sarney, Summerhill Rd, Dunboyne, Co. Meath, Irlanda | NOTA: bibliografía disponible previa solicitud.