miércoles, 12 de septiembre de 2018

Terneros saludables desde el inicio

Calostro de calidad para un comienzo saludable del ternero

Por Scott Holloway



Con la Directiva de Alimentación Veterinaria (VFD) entrando en vigencia en su totalidad el año pasado, los productores de todos los sectores ganaderos deberán cumplir con estas nuevas regulaciones. Para algunos, esto sólo requerirá un poco más de papeleo; para otros, se necesitará un nuevo plan de negocios.

Un comienzo saludable para los terneros comienza con el calostro

Con los productores buscando maneras de operar dentro de la nueva ley, la respuesta se puede encontrar en una nueva mirada a sus prácticas de manejo, comenzando con el parto. El primer día de vida de un ternero, y especialmente las primeras horas, son fundamentales para su salud y supervivencia, preparando el escenario para el rendimiento de toda la vida.

El momento más crucial es poco después del nacimiento cuando el ternero recibe el calostro, que es naturalmente alto en los nutrientes necesarios para aumentar su metabolismo y estimular el sistema digestivo. Más importante aún, es la única fuente de inmunoglobulinas (IgG), o anticuerpos, que proporcionan la protección inmune pasiva esencial para mantener al ternero sano.

Los anticuerpos se absorben en el tracto gastrointestinal durante las primeras 24 horas de vida y proporcionan la base del sistema inmune del ternero durante los primeros tres a seis meses de edad. El calostro no sólo proporciona los anticuerpos necesarios para la supervivencia, además proporciona una fuente de grasas, proteínas, vitaminas y minerales.

Asegurar la transferencia pasiva de anticuerpos 

La alimentación con calostro es la práctica más importante para conseguir que el ternero tenga un buen inicio. Sin embargo, que el ternero reciba la cantidad necesaria en el momento deseado no garantiza que permanezca sano. Un estudio realizado por el Sistema Nacional de Monitoreo de Salud Animal (NAHMS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) mostró que casi 20 por ciento de las novillas lecheras tenían fallas de transferencia pasiva o una concentración de inmunoglobulinas en el suero menor a 10 gramos por litro (2007).

Cuando se habla sobre la calidad del calostro, se puede escuchar “No, yo no analizo mi calostro, puedo evaluar su apariencia física” o “No tengo problemas con mis terneros, la calidad debe ser buena”. Sin embargo, hay muchos factores que afectan la calidad del calostro que no sólo se evidencian con la observación. Se recomienda que un ternero reciba al menos 100 gramos de inmunoglobulinas, idealmente 150 gramos, de un mínimo de 3,7 litros de calostro para ayudar a asegurar la transferencia pasiva (USDA, NAHMS, 2007).

Factores que afectan la calidad del calostro

¿Qué define al calostro de “buena” calidad? La investigación sugiere que la concentración de IgG en el calostro sea de al menos 50 gramos por litro, con muchos factores que afectan ese nivel (USDA, NAHMS, 2007). Existen otros factores que contribuyen y afectan la calidad del calostro, que son imprescindibles de considerar en las primeras alimentaciones de los terneros:

  • La raza juega un papel importante en el nivel de concentración de IgG. Los Jerseys tienen un promedio de 66 gramos por litro de IgG en comparación con Holsteins que tienen 48 gramos por litro (BAMN, 2001). Cuando una vaca produce más calostro, tendemos a ver una dilución que afecta el nivel de concentración de IgG.
  • La producción de más de 8 kilos de calostro en el primer ordeño (BAMN, 2001). Una vez más, la tendencia es ver una reducción en la calidad debido a la dilución de anticuerpos. 
  • La edad de la vaca. Normalmente, cuanto más joven es la vaca, menos calostro produce. Los animales más jóvenes no han sido expuestos a patógenos como los animales más viejos. Por lo tanto, la concentración de anticuerpos en el calostro es mucho menor en comparación con los animales más viejos.
  • La exposición que una vaca tiene a patógenos, jóvenes o viejas, varía de operación en operación. Es necesario un protocolo sólido de vacunación, no sólo para ayudar a promover la salud animal, sino también para ayudar a producir calostro de buena calidad que contenga los anticuerpos necesarios para que el ternero pueda luchar contra las enfermedades.
  • El manejo de la vaca durante el período seco. Es necesario un mínimo de período seco de tres a cuatro semanas para ayudar a asegurar eventualmente se concentren en el calostro.
  • Durante del período seco, la nutrición puede tener consecuencias. Si una vaca seca es deficiente en proteínas y energía, habrá una disminución en la calidad en comparación con las vacas con una nutrición adecuada.
  • Las vacas que han suprimido el calostro antes del parto, por ordeño o filtración, producirán calostro de baja calidad debido a la eliminación de anticuerpos y la dilución de lo que quede de éste.
  • El calostro con una baja concentración de contaminantes bacterianos (<100.000 cfu/ml de recuento total de bacterias, <10.000cfu/ml de coliformes) (Godden, 2008). Para mantener un recuento bajo, debe practicar el manejo adecuado del calostro después del ordeño para asegurar un producto limpio.
  • Las estaciones que afectan a la vaca, causando estrés por frío o calor y afectando la calidad del forraje. El estrés de la temperatura ambiental no sólo tiene un efecto directo en la vaca, también afecta la calidad de los forrajes.

Herramientas para un calostro de calidad 

Para ayudar a asegurar un calostro de buena calidad, es bueno adquirir el hábito de usar un calostrómetro o un refractómetro Brix.

Garantizar la alta calidad del calostro mejora las tasas de mortalidad y morbilidad de los terneros, y proporciona un seguro adicional cuando los productores se enfrentan a un uso reducido de antibióticos.

Bibliografía

  • ¹Bovine Alliance on Management and Nutrition. Rev 2001. A Guide to Colostrum and Colostrum Management for Dairy Calves.
  • ²Godden, S. 2008. Colostrum Management for Dairy Calves. Vet Clin North Am Food Anim Pract. Mar, 24 (1): 19-39. 
  • ³United States Department of Agriculture (USDA). 2007. National Animal Health Monitoring System (NAHMS) Dairy 2007, Heifer Calf Health and Management on U.S. Dairy Operations, 2007. USDA APHIS-VS, CEAH. Fort Collins, CO.

Alltech Spain en #ONE19 - Alltech

Formulario de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *