miércoles, 5 de septiembre de 2018

Minerales traza & Avicultura

Una baja dosis de minerales traza puede beneficiar en la nutrición avícola

Por el Dr. Peter Ferket



Los minerales traza, que se encuentran de forma natural en la tierra, representan una porción relativamente pequeña de la dieta de un animal, aunque constituyen un componente crítico en la nutrición y el metabolismo de los animales. Los desequilibrios y deficiencias de minerales traza en la dieta, comúnmente, se compensan mediante diversos niveles de suplementos de fuentes tanto inorgánicas como orgánicas, según los requisitos mínimos del animal y la biodisponibilidad de dicha fuente de minerales.

Los requerimientos de minerales traza y la biodisponibilidad dependen de factores intrínsecos (por ejemplo: especies, genética, edad, sexo, criterio de adecuación, función metabólica, estado nutricional, flora intestinal y estrés fisiológico) y factores extrínsecos (como: solubilidad de los elementos minerales, interacción con otros elementos dietéticos, estado de oxidación, antagonismo competitivo y, efectos positivos o negativos de quelación).

Evolución de los minerales traza en la nutrición avícola


El descubrimiento e investigación de la nutrición mineral en la avicultura tiene una rica historia; muchos de los primeros estudios sobre el metabolismo de nutrientes se realizaron en pollitos durante las décadas de los años 60 y 80, en las que se establecieron requerimientos para cada especie avícola. En base a esta investigación, realizada hace más de 40-50 años, se establecieron requerimientos dietéticos mínimos para el zinc, manganeso, cobre, hierro, selenio y yodo, y se publicaron en la última publicación oficial “Requerimientos nutricionales para aves de corral” (Consejo Nacional de Investigación, 1994).

Sin embargo, el potencial genético para el crecimiento de aves comerciales ha cambiado  drásticamente durante las últimas cinco décadas, al igual que la naturaleza y calidad de la dieta suministrada a estos animales. Razón por la cual la inclusión de estos minerales traza (usualmente de fuentes inorgánicas) en alimentos balanceados comerciales, frecuentemente, excede tres o cuatro veces las recomendaciones del Consejo Nacional de Investigación (NRC, por sus siglas en inglés) (1994) ya que se debe compensar la biodisponibilidad variable, originándose a su vez, una preocupación social debido a las emisiones ambientales.

Programas actuales de nutrición mineral


Recientes investigaciones sobre los minerales traza orgánicos han desafiado este paradigma de la alta inclusión de minerales traza inorgánicos en la dieta. Debido a su mayor biodisponibilidad, los minerales traza orgánicos han demostrado oportunidades para mejorar las funciones fisiológicas/metabólicas y reducir la contaminación ambiental, lo cual justifica el establecimiento de nuevas recomendaciones para los requerimientos nutricionales mínimos.

La inclusión de minerales traza orgánicos en la dieta a niveles tan bajos como 12,5 por ciento de los niveles comerciales típicos, han mostrado resultados en el rendimiento igual o superior, básicamente, en cuanto a crecimiento y contenido mineral en la tibia. Conjuntamente con la suplementación de fitasa, que se usa en la alimentación de la mayoría de las aves comerciales, se puede mantener el crecimiento a niveles de inclusión en las dietas muy por debajo de las recomendaciones de NRC. Las recomendaciones futuras para los oligoelementos dietéticos dependerán de las aplicaciones estratégicas en la nutrición avícola, que a su vez, afectan la sostenibilidad ambiental, la salud y el bienestar, la calidad de la carne y de los huevos y, la programación epigenética.

Las tablas de recomendaciones del Dr. Ferket se encuentran en la versión original del blog de Alltech.

Alltech Spain en #ONE19 - Alltech

Formulario de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *