miércoles, 31 de agosto de 2016

Aumentar la salud de la planta y el suelo: cultivos de cobertura

¿Está buscando mejorar la salud del suelo y la calidad del agua de su área? El agricultor de Kentucky Jim Wade cree que usted no debe buscar más allá de la adición de cultivos de cobertura para su operación de su campo.





Los cultivos de cobertura pueden ayudar a capturar nutrientes, prevenir la erosión y a reducir las malezas.







Capturando nutrientes y previniendo la erosión

Wade planta mezclas y combinaciones de 3 y 4 semillas diferentes con granos de centeno. El uso de una mezcla de cultivos de cobertura que contiene dos o más especies es a menudo más eficaz que un cultivo de cobertura de especies individuales. Wade ha experimentado con combinaciones de cultivos de cobertura que incluyen trébol rojo, carmesí, vicias y guisantes austriacos.

Sus cultivos de cobertura proporcionan una muy buena protección frente al invierno y ayudan a prevenir la erosión del suelo. El centeno tiene raíces profundas, Wade señaló, haciendo el suelo más poroso y aumentando su capacidad de retención de agua.

"Mis campos con cultivos de cobertura no tienen escurrimiento de barro", dijo Wade. "Mido para la compactación y nunca encontré una."




Construir la salud del suelo es muy importante. Con el tiempo, un régimen de cultivo de cobertura aumenta la materia orgánica del suelo, lo que permite mejoras en la estabilidad y estructura del suelo, y un incremento de la humedad y capacidad de retener nutrientes para el crecimiento vegetal.




Los cultivos de cobertura también añaden materia orgánica viva al suelo con la degradación de sus raíces, explicó Chuck McKenna, gerente de ventas local de Alltech Crop Science. McKenna citó una investigación de la Universidad de Kentucky, en la que una parcela de campo no había sido trabajada por más de 30 años.

"Hay apenas una diferencia de 10 pulgadas de altura de suelo entre ella y el resto de la zona", señaló, en referencia a la construcción de la materia orgánica.

La siembra directa es casi un requisito al incorporar cultivos de cobertura, agregó Wade. En su granja - donde cultiva maíz, soja y trigo – él ha practicado la siembra directa en el 100 por ciento de su campo durante más de 10 años.


Reduciendo la maleza

Otra cuestión llevó a Wade a experimentar con cultivos de cobertura: la resistencia de las malezas.

"La primera cosa que noté después de probar los cultivos de cobertura fue que ya no tenía problemas con la hierba carnicera (erígero de Canadá)", dijo Wade.

Este año, está realizando una prueba de comparación en los cultivos de maíz.

"La prueba parece ser muy definitiva", dijo, en favor a los que tienen cultivos de cobertura.
Con una reducida presión de las malezas, Wade ha podido reducir sus costos de herbicidas a la mitad.

Un retorno adicional a la inversión

Aunque hoy en día el precio de las materias primas es bajo, este no es el momento de recortar costos en la exploración de cultivos de cobertura, sugirió McKenna.



"Muchos agricultores piensan que no pueden permitirse el lujo de plantar cultivos de cobertura o piensan que no tienen el tiempo para incorporarlos en sus operaciones", agregó. "Si sacaran los cálculos, ¡verían que no pueden permitirse no hacerlo!"



Wade es uno de los muchos agricultores que participan en el Programa de Manejo de Conservación (CSP, por sus siglas en inglés). Ha inscrito el 60% de sus 440 hectáreas en el programa de distribución de costos.

Este año, el Servicio de Conservación de Recursos Naturales del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) está destinando $150 millones de dólares a productores agrícolas a través del Programa de Manejo de Conservación. Se estima que esto ayudará a agregar 4 millones de hectáreas al programa de conservación más grande del USDA.

Siendo el rendimiento la principal forma de aumentar las ganancias, Wade comunicó felizmente que él cree que va a ver un aumento del 10% en el rendimiento de sus campos de soja este año.

Adaptación local

Al igual que cualquier otro pionero, Wade ha tenido que adaptar la tecnología actual para mantenerse al día con las necesidades siempre cambiantes. Con conocimientos que incluyen una formación en ingeniería, ha modificado su equipo para adaptarse a su estrategia de cultivo de cobertura.


Los arrugadores son una buena idea, sugirió Wade. También ha hecho una maceta a medida de 18 metros para la siembra en los cultivos de cobertura.

"Es más pesado de lo que solía ser, y lo uso con la mayor presión que puedo conseguir", dijo.



Para plantar los cultivos de cobertura, Wade tiene un highboy pulverizador marca Hagie que ha sido modificada para la siembra de difusión.

En conclusión, McKenna cree que con la adición de cultivos de cobertura por parte de los agricultores todos ganan.

"Encajan en un esquema general de salud de la planta y el suelo", dijo. "Pueden complementar - no reemplazar - los programas convencionales."