lunes, 9 de noviembre de 2015

Las micotoxinas y su impacto en la función del rumen


Las micotoxinas, con frecuencia uno de los problemas más infravalorados en la alimentación de los rumiantes, deberían ser una de las mayores preocupaciones dentro del campo del bienestar y la salud animal en la zootecnia moderna, según nos recomienda una destacada investigadora y veterinaria. 



“En las condiciones de las prácticas agropecuarias modernas, la contaminación por micotoxinas de los componentes de los piensos es inevitable”, apuntó la doctora Johanna Fink-Gremmels, de la Universidad de Utrecht. “Se ha predicho que al nivel actual, la prevalencia de las micotoxinas aumentará debido a los cambios del clima.”



En la actualidad, según la doctora Fink-Gremmels, las micotoxinas son, a escala mundial,  los contaminantes de los piensos más relevantes, generando una reducción de un 25% del potencial genético de las vacas lecheras y una pérdida económica mundial, estimada en varios miles de millones anuales. Las micotoxinas, toxinas naturales producidas por diversas especies de hongos, están aumentando en diversidad, contaminando tanto la pre-cosecha como la post-cosecha.

Las raciones totalmente mezcladas pueden, con frecuencia, contener más de una especie de hongos, causando el problema de mezclas complejas de micotoxinas junto con las dificultades no resueltas de la salud animal. De acuerdo a la doctora Fink-Gremmels, el mayor escollo para las vacas lecheras está en la contaminación del ensilado por múltiples micotoxinas. Los productores de leche necesitan detectar las señales en la vaca, como la menor ingesta de pienso, los trastornos de la reproducción, la laminitis, la mastitis, el deterioro de la función hepática, la mala respuesta a los programas de vacunación y el aumento de la susceptibilidad a las enfermedades bacterianas y víricas, señales que en su totalidad pueden atribuirse a la ingesta de pienso contaminado por micotoxinas.

El rumen determina la salud y la productividad de la vaca. Cuando sufren las bacterias del  rumen, el hígado deja de funcionar correctamente y se inicia una cascada de acontecimientos que llevan a una respuesta inflamatoria sistémica, un aumento del recuento de células somáticas, una digestibilidad reducida, y en definitiva, pérdidas productivas”, indicó la doctora Fink-Gremmels. “Las estrategias de la intervención pueden mejorar la flora ruminal y disminuir la biodisponibilidad de las micotoxinas.”


De acuerdo a Pedro Caramona, miembro del Equipo de Manejo de Micotoxinas de Alltech, las temperaturas por encima de la media y los déficits de humedad del suelo de ciertas partes de Europa no hacen sino acrecentar la preocupación por la contaminación de la cosecha de este año por hongos y micotoxinas. “En diferentes partes del sur de España, del este de Francia y del sur de Alemania los cultivos de verano han recibido el impacto de altísimas temperaturas”, señaló Caramona. “La humedad del suelo ya es críticamente baja en algunas partes de estas regiones. Los agricultores y los productores tienen que anticiparse a los problemas de las micotoxinas en lugar de reaccionar al problema ya instaurado. Tome muestras del ensilado y conozca cuáles son los riesgos a los que se expone, para implantar las prácticas de manejo adecuadas. Si se deja sin revisar y sin control alguno, la contaminación incluso en niveles bajos causará problemas en el rumen de las vacas lecheras, lo que llevará a pérdidas productivas.”

Los agricultores y los productores, para ayudar a solucionar los problemas de piensos contaminados,  deberían adoptar las siguientes medidas necesarias para el buen manejo de la cosecha:
  • Secado del grano en el almacén – secar hasta un 14% de humedad o menos y concentrarse en el manejo adecuado del almacén para prevenir el desarrollo de hongos.
  • Manejo del ensilado – manejo adecuado del empaquetado, de la cubierta y del alimento ensilado.
  • Asegúrese de utilizar un programa de manejo de micotoxinas acreditado.

Las estrategias de gestión, para prevenir la exposición a las micotoxinas y su ingesta, son la mejor línea de actuación.



Según Pedro Caramona, miembro del Equipo de Manejo de Micotoxinas de Alltech, las temperaturas por encima de la media y los déficits de la humedad del suelo, en ciertas partes de Europa, suscitan inquietud por la contaminación de la cosecha de este año por hongos y micotoxinas. El mapa de condiciones meteorológicas extremas muestra áreas en Europa, donde las altas temperaturas y los déficits de humedad del suelo, han afectado negativamente a los cultivos de verano en el estadio de llenado del grano, que para agricultores y productores es el más crítico.