domingo, 5 de abril de 2015

El manejo integral de la producción

Sortear los desafíos del campo no es matemática pura. Necesitamos de una visión holística para impulsar el desarrollo sostenible de la producción agroganadera. La nutrición, la sanidad y el manejo de las materias primas son 3 pilares básicos de la producción animal que debemos revisar todos los días en nuestro campo pero además un manejo integral debe contemplar los factores ambientales y genéticos para lograr mejores resultados zootécnicos y un negocio sustentable.

 
 
Una buena nutrición y salud animal permite desarrollar al máximo el potencial genético y aumentar la resistencia a las enfermedades
 
 
 
 
La industria está cada vez más atenta a buscar nuevos conceptos de mercado y tecnologías para su uso en la alimentación animal. Ante este escenario, surge la nueva era de la nutrición mineral: el reemplazo total de minerales inorgánicos por orgánicos, el cual es una de las claves que se presentan para aumentar el desempeño zootécnico. Todos los minerales inorgánicos presentan sinergias o antagonismos en el aparato digestivo y pueden interactuar negativamente en la capa mucosa disminuyendo la biodisponibilidad mineral al animal. Hoy, el concepto de reemplazo total por minerales orgánicos se traduce en menor interacción entre los minerales y consecuentemente mejor desempeño además de una menor excreción al medio ambiente en comparación con los minerales inorgánicos.
Salud, nutrición, manejo , genética, ambiente, todo está interconectado. 
 
Hoy en día para lograr eficiencia económica y técnica en el campo el manejo integral de la producción y el involucramiento con las innovaciones para sortear los desafíos que si podemos manejar se presentan como la clave.