viernes, 23 de enero de 2015

Consumo productos lácteos crece un 8%

El consumo de productos lácteos en España creció un 8% en el último año, hasta los 7.913 millones de euros, según se desprende del estudio ‘El consumo de alimentos básicos 2014′ realizado por EAE Business School.

En concreto, los españoles gastaron en 2013 un total de 7.913 millones de euros en productos de tipo lácteo, por encima de países como Holanda, Portugal o Noruega. Esto supone un crecimiento del 7,8% respecto 2012, y del 14,72% si se compara con 2008.

De esta forma, cada español consumió 146 euros en productos lácteos por habitante, prácticamente el mismo consumo registrado en 2012, y la cifra más baja de las cuatro grandes economías de la Unión Europea.

El estudio pone de manifiesto que en España se invirtieron 2.489 millones de euros en leche en 2013, la misma cantidad que en 2012, lo que supone un consumo de 3.419 millones de litros, por debajo de otras economías similares. España presenta también uno de los consumos por habitante más bajos, 53 euros, lo que supone 70 litros de leche por habitante al año, cerca de los más bebedores (Irlanda, Holanda y Alemania).

Los españoles que beben más leche son riojanos, castellano leoneses y navarros, con unas cifras de gasto de 229 euros, 208 euros y 190 euros, respectivamente y los que menos son madrileños, andaluces y murcianos con 110 euros, 126 euros y 130 euros, respectivamente.

Juan Aitor Lago, del Strategic Research Center, ha subrayado que "los hogares españoles dedican la mayoría de su presupuesto al hogar y a alimentación”, "la crisis financiera ha impactado en el consumo de productos que, en teoría, no debería impactar”, ha señalado.


¿Qué esperar del mercado lácteo en 2015?

EE.UU registraría un aumento de la producción superior al 3%, Australia alcanzaría un volumen 4,5% mayor al de 2013, y la UE, cerraría el año con un 5% más de producción. 

Los precios internacionales de lácteos se desplomaron como consecuencia del incremento en la producción mundial de leche, baja en la demanda de importación, prohibición rusa sobre las importaciones de lácteos desde varios de los principales exportadores y fortalecimiento del dólar.

 

Los precios de los quesos han variado moderadamente (cayendo un 20% desde comienzos de año), a pesar de la prohibición rusa sobre las importaciones de este producto de la Unión Europea, se esperaba que aumentara dramáticamente la competencia mundial.  



Salvo que ocurran condiciones climáticas adversas, la perspectiva para el 2015 señala la continuación de los bajos precios hasta que se corrija el balance por sobreoferta. Además se visualiza que si persisten los precios actuales de los lácteos, los márgenes de los productores empezarían a generar una severa presión que se podría traducir en un descenso en la producción de leche.

Los pronósticos para 2015 se obtienen sobre la base de que la prohibición rusa será levantada a principios de agosto y que China se mantendrá entre los principales compradores de leche en polvo descremada aunque a un ritmo mucho más modesto.

Esto sugiere que los precios de los lácteos estarán presionados durante 2015. Los productores visualizaran la reducción de sus márgenes, por lo que se espera que se enlentezca la expansión de la producción de leche de los principales exportadores, esperándose un crecimiento de solamente un 1%. La velocidad en que los precios se recuperen va a depender de las caídas de los stocks acumulados en los países exportadores e importadores. Con información de InfoCarne & USDA